Palabras clave: significado y objetivo

Una palabra clave es un término o un conjunto de palabras que coinciden con la búsqueda de un usuario en un buscador de internet, como por ejemplo Google.

O dicho de otra manera, es la pregunta o consulta que una persona hace en internet cuando quiere encontrar algo.

Palabra clave significado

Para el usuario, el objetivo de una palabra clave es encontrar aquello que necesita, bien sea un servicio, un producto o información.

Para el propietario de una página web, como es tu caso, el objetivo debería ser crear un contenido que se posicione lo mejor posible en las SERP, y atraer visitas de potenciales clientes.

Algunos ejemplos de palabra clave podrían ser comprar piso en Barcelona, como vender un piso en Barcelona o pisos en Barcelona. Las 3 son palabras clave, pero cada una responde un objetivo diferente para el usuario.

En este primer punto del artículo, más allá de conocer el significado de las palabras clave, me gustaría que te quedaras con lo que para mí es más importante a la hora de posicionar una página web o un contenido concreto.

Lo más importante, aquello en lo que debería invertir más tiempo, es la calidad de tu contenido. De nada sirve que posiciones un contenido en la primera posición de Google con técnicas SEO, si ese contenido no responde de verdad a la consulta que el usuario ha realizado.

Siempre, siempre, siempre… siempre, deberías anteponer la calidad de tu contenido a la técnica.

Tipos de palabra clave

Para no complicar demasiado este primer artículo sobre palabras clave, voy a dividirlas en solo 2 categorías: según su objetivo y según el número de palabras que la componen.

Tipos de palabra clave según el objetivo del usuario

Existen dos tipos de búsqueda en internet que sobresalen por encima de las demás. Las búsquedas informativas, y las búsquedas transaccionales.

Las búsquedas informativas se producen cuando un usuario necesita una información concreta sobre algún tema. En el caso de una agencia inmobiliaria, un ejemplo de palabra clave informativa podría ser cómo vender un piso rápido sin inmobiliarias.

La intención de esta búsqueda no es la de contratar un servicio. Con ella, el usuario pretende resolver una duda.

Este tipo de búsqueda suele dar muy buen resultado cuando nuestro objetivo es conseguir visitas.

Lo cierto es que, con un poco de habilidad, podremos transformar esta palabra clave informativa en una transaccional. Pero hablaremos de eso más adelante.

Las búsquedas transaccionales son aquellos términos que un usuario utiliza cuando tiene intención de compra.

Una palabra clave transaccional en el sector inmobiliario, podría ser por ejemplo comprar piso en Barcelona.

Son búsquedas que atraen menos tráfico, son más concretas pero también más efectivas a la hora de llegar a clientes dispuestos a contratar tus servicios.

Tipos de palabra clave según su extensión

Diferenciaremos entre dos tipos: las short tail y las long tail.

Las palabras short tail son más cortas. Pueden estar formadas por una sola palabra (Ej: comprar) hasta un máximo de 2/3 (Ej: comprar piso).

Por norma general, son palabras con un volumen de búsquedas muy superior a las long tail y nos permiten llegar a un número muy grande de usuarios.

Al mismo tiempo son palabras muy difíciles de posicionar y con poca conversión.

Imagina que te posicionas por la palabra comprar piso y tienes una agencia inmobiliaria en Madrid. Vas a recibir visitas de Madrid, pero también de  Barcelona, Sevilla, etc, y no van a convertirse en clientes ya que no podrás ayudarles.

Por otro lado, las palabras clave long tail suelen estar compuestas por al menos 4 palabras, o incluso frases. Un ejemplo sería comprar pisos baratos en Madrid.

Son palabras clave más específicas y que nos acercan mucho más a nuestro cliente potencial. Además, suelen ser más fáciles de posicionar.

La mayoría de las palabras informativas suelen ser long tail.

¿Qué es SEO, y por qué son tan importantes las palabras clave?

El SEO, o Search Engine Optimization, hace referencia al conjunto de técnicas y estrategias que nos permiten posicionar cada uno de los contenidos de nuestro sitio web en los buscadores, por una o varias palabras clave.

¿Sabías que, según un estudio del 2017,  más del 70 % de las visitas se reparten entre los 3 primeros resultados?

Tener claro qué palabras short tail y long tail queremos utilizar en nuestro sitio web, es fundamental para poder llevar a cabo nuestra estrategia de posicionamiento, aparecer en los primeros resultados y así llegar a nuestro potencial cliente en internet.

Lo que debes tener en cuenta es que aparecer en los buscadores no siempre es sinónimo de visitas. Existen otros factores determinantes como el CTR, de los que hablaremos en otros artículos.

Eso sí. Ten siempre presente que el objetivo es hacer que tu sitio web aparezca en la primera página de búsqueda, es decir, entre los diez primeros resultados.

Cómo encontrar las mejores palabras clave para mi web

Ahora que ya conoces su significado, qué tipos existen y sabes porque las palabras clave son tan importantes para llegar a tus potenciales clientes, es el momento de ponerse a trabajar y encontrar las mejores para tu web.

Lo primero que debes tener en cuenta es que esta es una de esas tareas en las que siempre tendrás mejores resultados si cuentas con la ayuda de un profesional.

No obstante, quiero que tengas una visión completa del proceso para que puedas supervisar el trabajo que otros están realizando en tu web.

Existen 3 pasos imprescindibles, que conforman la base de una búsqueda de Palabras clave:

1. Conocer a tu cliente ideal final

Si no tienes claro quién es tu cliente ideal final, ¿cómo vas a saber qué busca en internet?.

En una inmobiliaria suelen haber dos tipos de cliente principales: el comprador y el vendedor.

Deberás decidir a quién quieres dirigirte para determinar qué palabras clave debes utilizar como principales.

2. Estudia a tu competencia

Es posible que tu competencia ya haya llevado a cabo un estudio de palabras clave. Saber con qué paginas vas a competir, te ayudará a definir tu estrategia de forma más efectiva.

3. Prepara un estudio de palabras clave

Consiste en utilizar diferentes herramientas para encontrar qué palabras clave deben aparecer en las diferente páginas de tu sitio web, teniendo en cuenta el número de búsquedas que tienen y su dificultad.

Existen muchas herramientas que te pueden ayudar en la tarea, y las más efectivas suelen ser de pago, como Ahrefs o Semrush.

Pero no hace falta que pagues nada por ahora. Si más adelante quieres profundizar ya tendrás tiempo de adquirir una de estas súper herramientas.

Voy a centrarme en lo que puedes hacer ahora de forma sencilla, sin gastarte ni un euro y que sé que funciona.

Prepara tu propio estudio de palabras clave

Que es una palabra en un texto

La esencia de un estudio de palabras clave es encontrar aquellas búsquedas que tu cliente potencial realiza en internet. Si sabes cuáles son, será mucho más fácil que puedas crear un contenido que responda a esa búsqueda y así mejorar el posicionamiento de tu contenido.

Primero, prepara un Excel en el que guardar toda la información que recopiles. Te dejo un ejemplo en este enlace para que lo puedas descargar.

Para que te resulte más fácil entender todo el proceso, vamos a trabajar con un ejemplo

Imagina que queremos dirigirnos a tu cliente vendedor con la palabra clave vender piso. Al ser una short tail probablemente tendrá mucha competencia y será difícil de posicionar.

Si sigues el Excel que te he dejado, verás que en la primera columna tienes un espacio para añadir las palabras clave. Escribiremos ahí vender piso.

La columna de Búsquedas y la de palabras relacionadas las dejaremos vacías, de momento.

Ahora necesitamos encontrar palabras clave relacionadas para dar profundidad a nuestro contenido, posicionarnos por más palabras clave  y crear la estructura de títulos y subtítulos.

Para encontrar estas palabras long tail relacionadas, abre una pestaña en Google (modo incógnito) y escribe la palabra clave principal.

Sin apretar el INTRO, sitúa el cursor al final del texto y verás como Google te da varias opciones en un listado. Apunta todas estas palabras en el Excel. Son búsquedas relacionadas con la palabra principal.

Que son las palabras clave

Sin modificar nada, escribe un asterisco delante de la palabra vender. Verás cómo las opciones cambian. Apunta también estas palabras en tu Excel.

Y si todavía quieres más, escribe la palabra como en vez de asterisco y “voilà”. Ahí tienes todavía más palabras clave.

Si lo has hecho bien, debería tener ya unas 5 o 10 para tu contenido.

Cuales son las palabras clave

Ahora busca en internet la página Answer the public. Esta herramienta es realmente potente incluso en su versión gratuita.

Una vez hayas accedido, selecciona el país y escribe vender piso en la barra del buscador. En pocos segundos aparecerá un listado con muchas más búsquedas que tus potenciales clientes están realizando en internet. Añádelas al Excel.

Palabras clave inmobiliaria

Primera parte del proceso completada.

Y ahora que tienes un montón de palabras clave long tail y short tail en tu listado, es hora de aplicar el sentido común.

Agrupa aquellas que tratan sobre la misma temática y escoge las 10 que crees que deberían estar en tu artículo. Cuando las tengas, añádelas al Excel en la columna de palabras clave relacionadas.

Así, cuando empieces a escribir tu artículo, podrás utilizar esas palabras relacionadas para los títulos, subtítulos e incluirlas en tus páginas y artículos.

Tus palabras clave relacionadas son como el Avecrem. Enriquecen y te ayudan a darle más sabor a tus contenidos.

Se que hemos dejado la columna de Búsquedas en blanco. En el post de la semana que viene, te explicaré cómo elegir las palabras clave con más búsquedas de forma fácil y gratis.

Como transformar palabras clave informativas en transaccionales

Y para terminar por todo lo alto, quiero explicarte un truco que te ayudará a entender la importancia de tener una estrategia de contenidos en tu página web.

Al principio del artículo, te hablaba de la diferencia entre palabras clave informativas y transaccionales.

Las primeras informan, las segundas responden a una intención de compra por parte del usuario. ¿Pero puedes convertir una informativa en transaccional?

Sí. Y lo cierto es que hacerlo multiplicará por 3 tus posibilidades de vender, pero tu contenido informativo debe ser memorable.

Imagina que has escrito un post (informativo) con las claves para vender un piso a clientes chinos. Tu artículo tiene más de 2000 palabras y, en él, explicas el paso a paso para que tu potencial cliente tenga toda la información que necesita para conseguirlo.

Pero sabes que hay un momento en el que tu potencial cliente va a necesitar ayuda. ¿Quizá un traductor?

Si incluyes un servicio específico que de respuesta a esa necesidad en medio del artículo, y lo explicas en una página de venta optimizada con Copywriting,  existen muchas posibilidades de que te contacte.

Y eso es lo que buscamos. Queremos que nuestro potencial cliente rompa la barrera del contacto, aunque solo sea para que le informemos de un servicio secundario. Una vez lo haga, tendrás la oportunidad de ofrecerle otros servicios.

Conclusiones

Escribir buen contenido no es sencillo, pero es fundamental si quieres que tu negocio entre el juego de internet.

Como siempre te digo, sin valor no hay negocio. Y yo sé que tú tienes mucho que aportar a tus potenciales clientes. Solo debes hacerlo de la forma adecuada y con una estrategia. Es lo que llamaremos Inbound Marketing, tema sobre el que me escucharás hablar a todas horas en este blog.

Espero que el artículo te haya gustado. Y recuerda que estoy aquí para ti. Si tienes cualquier duda puedes contactar conmigo en david@lainmobiliariadigital.net.

Hasta la próxima semana.