Si tienes una agencia inmobiliaria, deberías tener una página web. Y aunque no soy partidario de la frase “Si no tienes una Web no existes”, en nuestro sector es importante que tus potenciales clientes te encuentren en Internet.

Puede que ya tengas un perfil en Facebook o Instagram, o hiciste una página hace años que no has cambiado desde entonces.

Incluso puede que estés pagando cada mes por tener la página web de tu inmobiliaria en una plataforma genérica como Páginas Amarillas o QDQ.

Si es tu caso, lamento decirte que con eso no es suficiente. Si quieres que tus clientes te encuentren en Internet, necesitas una web optimizada, bien diseñada y posicionada.

En la siguientes líneas voy a explicarte qué elementos tienes que tener en cuenta para conseguirlo, y cómo empezar a crear la mejor web inmobiliaria para tu negocio.

¿Por qué tener una Web?

Estoy seguro de que estás leyendo este artículo porque sabes (o intuyes) que tener presencia en internet es importante si quieres potenciar tu marketing inmobiliario.

Y déjame que te diga que tienes muchísima razón. Lo que quizá no tengas tan claro, es que la mejor forma de empezar es con una página web, o incluso con un sencillo blog inmobiliario.

Para entenderlo mejor, permíteme utilizar un ejemplo que te resultará familiar.

Quiero que pienses en internet como si se tratara de una vivienda.

Una vivienda tiene varias estancias, y cada una de ellas cumple una función. Todas son importantes, y muchas de ellas imprescindibles. Pero siempre hay una que conecta todas las demás y alrededor de la cual se desarrolla toda la acción: el salón.

En Internet, cada una de esas estancias hace referencia a los distintos canales y herramientas que utilizamos para atraer, comunicarnos y crear relaciones con nuestros potenciales clientes.

Estos canales pueden ser redes sociales, un blog, emails o incluso anuncios en otras páginas web. Cada uno de ellos funciona de forma distinta al resto y cumple un objetivo concreto.

Pero una vez que hayas llamado la atención de potenciales clientes a través de cualquiera de esos canales, el lugar en el que vas a tener la oportunidad de transformarlos en clientes, va a ser tu página web.

Ahora bien. Si quieres que tu web te dé los resultados que esperas, deberías tener algunas nociones sobre cómo funciona internet y cómo funcionan los buscadores.

El problema es que hay tanta información, que cuando quieres investigar por tu cuenta solo encuentras caos y desorden. Yo también pasé por eso. Así que te entiendo perfectamente.

Con este artículo, el primero del Blog, me gustaría ordenar un poco ese caos.

Así, la próxima vez que busques información sobre cómo sacar partido a la web de tu inmobiliaria, te resultará mucho más fácil saber qué es importante y qué es solo ruido.

Tengo una página web pero... ¿por qué no funciona?

¿Recuerdas el momento en el que decidiste tener tu propia página web inmobiliaria?

Te pusiste en contacto con alguna empresa especializada. Prepararon el diseño, los textos y probablemente escogieron las palabras clave objetivo.

Algunas semanas (o meses) después, te entregaron el producto final. Como el diseño te gustó diste por cumplida la misión. Y así hasta hoy.

El problema es que desde entonces las visitas no han aumentado, y puedes contar con los dedos de una mano los clientes que han utilizado cualquiera de los formularios de tu bonita página web.

Llegados a este punto, puedes pensar que la empresa que contrataste no hizo un buen trabajo, o puede que seas consciente de que para que tu página web dé algún resultado debes dedicarle tiempo y dinero, pero no sabes por dónde empezar.

Por mi experiencia, cualquiera de las dos opciones son posibles.

Por un lado, puede que la empresa que diseñó tu web, se ciñera a eso: el diseño.

Y no me malinterpretes. El diseño es importante. No seré yo quien diga lo contrario.

Un buen diseño sabe transmitir la esencia de tu negocio a través de los colores, la estructura, el tipo de letra y las imágenes, y ayuda a que tu cliente tenga una primera impresión memorable. Pero no es lo único.

Hablaremos de ello más adelante. Solo quiero que empieces a familiarizarte con términos como posicionamiento orgánico, captación de leads o inbound marketing, y que empieces a ver tu web como algo más que un diseño bonito.

Cómo empezar a preparar la web inmobiliaria que necesito

Diseño web inmobiliaria

Quiero que por un momento, te olvides del diseño. No pienses en cómo serán los menús, o qué imágenes y colores vas a utilizar. Ahora mismo son aspectos que carecen de importancia.

Lo realmente importante, aquello a lo que deberías dedicar tu tiempo, son las 2 claves que te permitirán transformar tu sitio web en una herramienta efectiva en tu negocio.

En primer lugar, prepara un análisis profundo de tu negocio y/o servicio.

Esta parte es una de las más complicadas. Por eso te dejo 5 tareas que te ayudarán a conseguirlo.

  • Elige entre todos los servicios que ofreces aquél que sea más relevante para tu negocio, y justifica por qué eliges este y no otro.
  • Define, con todo lujo de detalles, las características, necesidades, miedos y sueños de tu cliente ideal.
  • Prepara un listado con todas las características de tu servicio principal.
  • Transforma cada una de esas características en un beneficio para tu cliente.
  • Pregunta a tus últimos 5 clientes, qué opinan de tu servicio.

Guarda toda esta información. Te resultará imprescindible para escribir los textos de tu web y conectar con tus visitas de forma efectiva y convincente.

En segundo lugar, empieza a pensar en las palabras clave objetivo de tu web inmobiliaria.

Cuando te hablo de palabras clave, me refiero a palabras concretas o frases, por las que tu Cliente Ideal te va a encontrar en Internet.

Si eres una agencia inmobiliaria local y estás en Barcelona, una de tus primeras elecciones puede ser la palabra clave “Inmobiliaria en Barcelona”.

¿Pero es la palabra por la que te deberías posicionar?

¿Qué es un Estudio de Palabras Clave y cómo funcionan los Buscadores?

Elegir correctamente las palabras clave objetivo de tu página web, es fundamental para obtener un buen posicionamiento y ayudar a tus potenciales clientes a encontrarte en internet.

Los buscadores, especialmente Google, registran millones de búsquedas cada día. Cada una de esas búsquedas corresponde a un usuario, y entre esos millones de usuarios se encuentra tu cliente ideal.

Si quieres que tus potenciales clientes te encuentren, tendrás que detectar esas búsquedas y clasificarlas en dos grupos: las que tienen intención de compra y las que solo son informativas.

Y una vez detectadas y clasificadas, responder a cada una de las búsquedas con contenido relevante que los buscadores muestren entre sus resultados.

A este proceso lo llamamos indexar. Google y el resto de buscadores almacenan y etiquetan muchas de las páginas de tu sitio web. Al hacerlo, quedan archivadas y clasificadas en una o varias categorías.

Cuando el usuario realiza su búsqueda, en milésimas de segundo, los buscadores acceden a ese archivo dando lugar al segundo paso del proceso. El Rankeo.

En ese momento, los buscadores sitúan cada una de esas páginas en una determinada posición dentro del listado según su relevancia.

Aparecer entre los 10 primeros resultados es clave si quieres obtener algún resultado.

¿Cómo preparar un Estudio de Palabras Clave?

Es una pregunta que da para un post completo, o dos. Por eso he preparado dos artículos completos en los que te explico cómo encontrar las mejores palabras clave para tu web.

Puedes empezar por el primero haciendo clic en el enlace.

<< Palabras clave para tu web inmobiliaria (VOL. I)>>

Escoge bien los servicios que vas a ofrecer y prepara una oferta de valor para cada uno de ellos. Después, piensa qué palabras utilizarías para buscar ese servicio o propuesta de valor en internet.

Por ejemplo, si fueras un propietario y estuvieras pensando en vender tu piso, ¿qué buscarías en internet?

El listado de palabras o frases que se te ocurran, son la base para tu estudio de palabras clave.

Estructura Web

Una vez realizado el estudio de palabras clave, puedes empezar con el diseño de tu página web.

Todavía no hemos llegado a los colores y tipos de letra. Al hablar de diseño me refiero a la estructura.

Teniendo en cuenta las palabras clave objetivo, crearemos el menú con sus categorías y subcategorías.

La estructura debe ser sencilla, clara y bien ordenada. Y si es posible, evita clics innecesarios.

Si tu usuario puede llegar a una de las páginas interna de tu web en dos clics, no le obligues a hacerlo en tres.

Las páginas más importantes de tu Sitio Web

A la hora de diseñar la estructura de tu sitio web con categorías y subcategorías, necesitas tener muy claro qué páginas crear.

Eres tú quién debe decidirlo. Sabes qué servicios de tu negocio son más importantes y se merecen una página entera, y cuáles no lo son tanto.

Pero existen algunas páginas que sí o sí deben estar en cualquier sitio web.

Página de Inicio

Con seguridad, la página más importante de toda la web. Será la primera en posicionarse y es la que aparecerá en los buscadores cuando tus clientes busquen tu marca en Internet.

Además, la página de inicio es la que guiará a tus visitas hacia el resto de categorías.

Página de Contacto

Para mí no es imprescindible, pero sí importante. En el caso de una agencia inmobiliaria la añadiría sin dudarlo.

La página de contacto es algo familiar para todo el mundo, y casi todas las webs tienen una.

Servirá a usuarios de internet más avanzados y a los que no lo son tanto.

A la hora de diseñar un formulario, además de cumplir con la normativa de Protección de Datos, asegúrate de pedir solo la información que necesitas.

Cuantos más campos tiene un formulario de contacto, menos posibilidades hay de que tus visitas lo utilicen.

Sobre Mí o Sobre Nosotros

Yo la llamo el patito feo de las páginas de tu sitio web. Es una página a la que no damos demasiada importancia, ponemos una descripción superficial de nuestro negocio o de nosotros mismos y pocas veces cuidamos el diseño.

Igual que el patito feo, con el tiempo, se acaba convirtiendo en una de las páginas más visitadas. Y no solo eso. Puede llegar a ser una página decisiva para tus clientes a la hora de contratarte.

El motivo es que para tus potenciales clientes es mucho más fácil conectar contigo, tus valores y tu forma de ser, que con un logo o una marca.

Y una página que hable sobre ti es el lugar perfecto para lograr esa conexión, multiplicando por 3 las posibilidades de que te contraten.

Página de Venta

De entre todos los servicios que ofreces, seguro que hay uno que destaca por encima de los demás. Tu servicio estrella.

A lo mejor es el alquiler, la administración o la venta. Sea el que sea, es el que más ingresos genera y quieres potenciarlo.

Ese servicio debería tener una página de venta exclusiva, bien diseñada y optimizada para conseguir una conversión.

Una conversión puede ser una solicitud de información, un registro en tu base de datos o una captación.

Buscador

Todas las páginas que hemos comentado anteriormente son importantes. Pero tener un buscador de viviendas en tu sitio web es algo que te ayudará a posicionarte más rápido llegando a más potenciales clientes.

Ordenador de mesa, Tablet y Móvil. Una web para todos, y todos para una web.

webs para inmobiliarias

El término correcto es responsive. Quiere decir que tu web debe adaptarse, o debes adaptarla a todos los dispositivos.

Hasta ahora así era. Diseñabas una web para desktop(ordenador de mesa) y después la adaptabas al resto de dispositivos (móvil y tablet). La mayoría de  plantillas ya incluyen esa opción.

Ahora el juego ha cambiado. Google, nuestro principal proveedor de visitas, ha modificado la forma en que analiza nuestra web. Empezará analizando la versión móvil y, si le gusta, continuará con la versión Desktop.

Por eso es muy importante que, a la hora de diseñar tu web inmobiliaria, lo hagas pensando en la versión móvil.

Un menú resumido y fácil de leer, textos más grandes y botones suficientemente grandes como para clicar en ellos sin tocar nada más, ayudarán a que tu sitio web cumpla con los estándares de calidad exigidos por los principales buscadores.

Recuerda que si la experiencia es buena para los buscadores, también lo será para los usuarios que te visiten.

Servidor y dominio

No me voy a extender demasiado en este apartado. Solo debes saber que para tener una página web necesitas un dominio y un servidor en el que alojar ese dominio.

Respecto al dominio, debería ser el nombre de tu empresa o tu propio nombre si eres un agente independiente.

La extensión no es demasiado importante. Intenta que sea un .com o un .es siempre que sea posible. Pero si no, cualquier otra extensión puede funcionar.

En cuanto al servidor, existen muchas alternativas en el mercado. Si tienes dudas puedes enviarme un email y te diré con los que yo trabajo. A lo mejor te pueden servir.

Escojas el que escojas, si vas a trabajar con Wordpress, te recomiendo que tengan CPanel. Es un panel de administración muy completo y muy sencillo de usar.

Una vez más, si a la hora de contratar tu servidor tienes alguna duda, puedes escribirme.

Conclusiones

Hasta aquí el primer artículo de este blog. Espero que te haya resultado útil. Estoy dispuesto a comprometerme a escribir un artículo semanal.

Me encantaría que me mandaras sugerencias de temas sobre los que te gustaría que escribiera y conocer tu opinión sobre los contenidos.

Si no pasa nada, nos leemos la semana que viene.